Agotamiento y una mala racha

La mayoría de las madres estamos siempre cansadas y la que no que me diga el secreto,por favor jeje; queremos hacer mil cosas y a veces las hacemos,otras veces lo intentamos y otras veces se nos tuerce el día y bastante tenemos con sobrevivir y que venga mañana otro día mejor…

Aparte del cansancio habitual,estos dos últimos meses de Enero y Febrero he pasado al estado de agotamiento, ese estado físico y mental que hace que no puedas hacer ni pensar nada con claridad,supongo que sabéis de que os hablo y es que se han juntado varios factores en estos meses que se me han hecho eternos,hemos tenido una mala racha.

Primero mi marido se puso muy malo del estomago,tan malo que ha estado mas de un mes sin apenas comer mas que líquidos; llegamos a pensar de todo lo malo por que no se recuperaba con nada,ha estado sin poder ir a trabajar, las pruebas que le hicieron se han hecho muy largas y estábamos muy preocupados, aunque por la peque quisimos estar lo mas normal posible o eso parecía…;al final las pruebas han resultado bien y aunque aun le quedan otras por hacer,ha mejorado poco a poco con un tratamiento y ya come y vuelve al curro este lunes.

Y que cosas de la vida que parece que ellos no se enteran de nada pero si lo hacen,la peque creo que captaba nuestro nerviosismo y ella ha estado mas de un mes que se cogía rabietas por cualquier cosa mínima, dejo de comer tan bien como siempre, hubo una semana que apenas comio nada; claro mi marido no lo hacía y se fijan muchisimo en todo lo que hacemos; estuvo durmiendo aun peor de lo habitual;hasta había días que tenía mala cara la pobrecita… al principio se lo achacabamos a la boca pero nos dimos cuenta que era todo por nuestro estado de animo,son muy listos y saben cuando no estamos bien o algo no marcha bien en casa,es increible su empatía…
Esta semana ya vuelve a comer mejor y no tiene rabietas,que casualidad que coincide con que nosotros estamos mas tranquilos.

Estos dos factores,la peque y mi marido han hecho que estuviera muy cansada,sobre todo mentalmente,no he ido casi ni a yoga porque no tenía ganas, he estado durmiendo poco y mal y las jaquecas tensionales me han pasado factura;aparte de nuestro querido tiempo del norte sin parar de llover que no animaba mucho..
Al final nos hemos metido en un bucle donde ninguno de los tres estábamos bien,hasta para eso nos sincronizamos.

Esta semana,afortunadamente las cosas han ido cambiando y hemos salido mas,mi marido ha mejorado muchisimo y la peque esta mas activa,contenta y parlanchina que nunca.
Yo me he propuesto volver a yoga,comer mejor y descansar mas,para nosotros parece que el año ha empezado ahora,ya vamos viendo la luz 😉

Imitando gestos en el espejo

¿Habéis notado como los peques captan nuestro estado de animo?